Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Comodidad

Amor burgués

Publicado en

Buscamos siempre el camino correcto, el que nos lleva al que creemos es nuestro destino marcado. En este mundo, intentamos actuar de manera lógica, imponiendo nuestras reglas, presas de la sociedad. Por eso, cuando llega alguien o algo que nos hace romper con todo nos asustamos y no podemos evitar mirar atrás. A veces el miedo nos hace correr, gritar, huir hacia un lugar que consideramos seguro y que tiene por apellido comodidad.

De pequeña siempre me contaban el cuento de la pastorcilla que iba con un cántaro a la fuente, imaginando todo lo que lograría. Cuando se le rompía a mí siempre me repetían aquello de: “La avaricia rompe el saco”. Ese leit motiv puede ser el culpable de relaciones frustradas y trabajos monótonos. Aunque también busca seguro acabar con la osadía del que espera conseguirlo todo fácilmente en esta vida.

 Siempre pensé, más bien siempre me hicieron pensar, que cuando lograra un empleo estable, si es que eso es posible hoy, mi rebeldía se esfumaría y me convertiría así en una más del montón. Tras repasar algunas relaciones desgastadas quizás por el tiempo, la monotonía o la distancia; llegue hasta la de ellos dos. En sus miradas no había fuego, solo quedaban las chispas del cariño. Ella se levantaba todos los días en la comodidad de sus abrazos, mientras que él se acostaba pensando que no encontraría a ninguna mejor. ¿Por qué lo hacían? ¿Por qué renunciaban a un nuevo amor, a la locura embriagadora ilógica de los que se aman más que ningunos a su entender?

Por más vueltas que le daba, no conseguía encontrar una respuesta que me convenciera. Como siempre, solo me topaba con interrogantes y es que esto sí que era rutina para mí. Uno de ellos me dejo especialmente marcada durante horas: ¿Nos aburguesamos también en el amor?

Tantas veces como haga falta

Publicado en

Hasta hace poco tenía una frase que me abanderaba allá por donde iba: “No entiendo como se puede ser mujer sin ser feminista” Con el tiempo me di cuenta de que dicha frase estaba mal formulada.

A estas alturas todavía hay personas que confunden el feminismo con el sometimiento del hombre a la mujer.  Muchos utilizan entonces como fundamento que el machismo está mal, pero que lo que no podemos hacer ahora las mujeres es caer en los errores cometidos por algunos hombres. Muchas veces me han llamado radical por decir que soy feminista de manera abierta y sin tapujos, en otras tantas ocasiones me he encontrado con miradas desconcertadas y he tenido que escuchar frases tan desafortunadas como: “No esperaba eso de ti”. Al principio sentía extrañeza. ¿Qué imagen podían tener de mí por hacer una afirmación tan inocente como aquella? Quizás me imaginaran con un látigo sometiendo a cualquier hombre. Santa ignorancia.

Ahora simplemente me digno a preguntar antes de juzgar: “¿Sabes lo que es el feminismo? ¿Podrías darme una definición?” Aquellas personas que van de buenas observan mi seguridad y me piden que les dé mi opinión. Otros consideran mi seguridad un ataque del que tienen que defenderse con argumentos que no poseen.

Sin más preámbulos, me dirijo a la definición dada por cualquier diccionario donde se especifica que el feminismo es una corriente que busca la igualdad entre el hombre y la mujer, ni más ni menos. Y después añado: “Creo que hay un error, creo que tú a lo que te refieres es al hembrismo, movimiento que como no podía ser de otra forma yo también desprecio al igual que hago con el machismo”.

Pero, realmente este no es el tema, pues juraría que ya lo he expuesto en más ocasiones. El punto de inflexión es ¿Por qué la gente confunde el hembrismo con el feminismo? Os aseguro que me ha tocado explicar la diferencia muchas veces (lo haré las que sean necesarias) pero ¿Quién se ocupa de crear este desconocimiento? ¿Qué interés hay detrás? ¿Ninguno?

Analicémoslo un segundo:

Machismo, vendría de macho + el sufijo ismo

Feminismo, en cambio vendría de femenino + el sufijo ismo

Macho – Hembra, por tanto de Machismo – Hembrismo*

Femenino – Masculino, por tanto de Feminismo – Masculismo*

*Ambos términos no aparecen en el diccionario de la Real Academia Española.

Desde mi prisma, siempre desde el mío, creo que hoy existen muchos intereses en buscar que tanto hombres como mujeres rechacen el feminismo, es una forma de rechazar de manera teórica la igualdad. El culpable quizás debamos buscarlo en el grupo dominante encargado de fijar los temas que competen a la agenda. Pero, no vayamos tan lejos, ya que todos tenemos responsabilidades. La primera de estas es saber de lo que hablamos y si no lo sabemos tenemos dos opciones: o bien callarnos o bien preguntar (para mí, sin duda esta última opción es la más recomendable).

Sí, quizás no todo sea ni blanco, ni negro; pero lo que debe quedar claro es que machismo y hembrismo son sinónimos, y que la solución para ambos, al igual que el antónimo de los mismos, es el feminismo.

Por tanto, me atrevo a decir que:

No entiendo cómo se puede ser persona sin ser feminista

A %d blogueros les gusta esto: