Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Injusticias

La historia de José Luis

Publicado en

 

José Luis Burgos se encuentra en su segunda huelga de hambre en los últimos dos meses. Este lunes, su médico le ha recomendado que abandonara esta huelga, pues sufre la enfermedad de Berger e iba camino a una insuficiencia renal. Por ello José Luis ha decidido poner fin a su ayuno, porque “una vivienda no merece una vida”.

Para los que aun no conozcan la historia de José Luis daremos unas pequeñas pinceladas de su relato. Los dos últimos años de este  barcelonés, de 48 años, se resumen en una lucha constante a causa de un conflicto hipotecario contra el todopoderoso Banco Santander.  En los dos últimos meses su vida sigue una rutina, tras despedirse de su mujer e hijos se dirige a la sucursal del banco Santander en el Paseo Gracia, para permanecer allí las siguientes 15 horas.

La historia del calvario de José Luis se remonta a 2002. Ese año decide reconstruir y rehabilitar una vivienda antigua de su propiedad, en el pueblo de Balsareny, financiando más del 50% del coste con sus ahorros y el resto mediante un crédito hipotecario de 300.000 euros. El problema llega cuando tres meses después le diagnostican escoliosis y a penas seis meses después se ve postrado en una silla.

Burgos se ve obligado a abandonar su trabajo de profesor y formador de directivos en un despacho mercantil. Solicita la incapacidad a la Seguridad Social, que se la concede, así como una ayuda a la dependencia. Pero esta pensión no le llega para pagar las cuotas hipotecarias. Así que pide ejecutar la póliza del seguro que contrató en su banco junto a la hipoteca. Pasan los meses y se acumulan 32 letras impagadas. Hasta que en abril de 2010 le llega a José Luis un comunicado del Juzgado de Manresa… donde el banco le amenaza con quedarse con su casa.

Es entonces cuando José Luis descubre que la póliza de su seguro sólo asciende a 90.000 euros. “El director de la sucursal de Sallent no me avisó que ése era el límite para firmar un hipoteca sin un certificado médico”. Burgos admite que realizó “una estupidez” por firmar el seguro sin conocer su cuantía. Ahora denuncia mala fe en el director de la oficina, a quien acusa de querer acelerar la operación y no arriesgar su comisión por un posible rechazo de hipoteca tras el examen médico.  “Le intenté convencer para que hablase con la central del Santander en Madrid”, asegura Burgos; “pero dice que ha pasado tiempo, que no se acuerda. Se quita de en medio, vaya”.

La entidad financiera da sus propios argumentos y afirma que Burgos ocultó su enfermedad antes de contratar la hipoteca, algo que él niega rotundamente. “Sufro polio desde que tengo un año de vida y es evidente a la vista”, se defiende José Luis. “Lo que me ha provocó la incapacidad no fue la polio, sino la escoliosis, dos años después de la firma”. La entidad financiera defiende que Burgos no declaró su situación de salud al contratar la póliza, que está anulada desde hace meses por impago de la cuota.

“Fue una decisión dura, pero soy consciente de que el morbo es lo que más vende en España; si no me pongo en huelga de hambre, no me habría hecho caso nadie”, se lamenta. En las oficinas del banco tomaron nota de la protesta a los pies de sus ventanas. El 16 de diciembre, un día después del plazo marcado para la subasta, la entidad -según la versión de José Luis- le reconoce por primera vez que tiene derecho a la póliza. Y le ofrecen los 90.000 euros de la póliza contratada.

Pero José Luis, que decide abandonar ese día su primera huelga de hambre, rechaza la oferta porque el banco le pide 110.000 euros por costas judiciales y los intereses del impago de las letras atrasadas. “Lo que exijo es cancelar totalmente la hipoteca, aplicar el seguro con efecto retroactivo y que me abonen hasta el último céntimo gastado en abogados, desplazamientos, procuradores y materiales de mi campaña”. Una cifra que este barcelonés eleva a 40.000 euros.

Aquel fue el último contacto entre José Luis y el banco. Un encuentro que José Luis, además, recuerda por su tono desagradable. “Me reprocharon que le estaba sacando mucho partido a la silla de ruedas, que no había sufrido más que otras personas por haber padecido polio… una falta de respeto total”. La siguiente acción de su banco fue la notificación de otra fecha de subasta en los juzgados de Manresa: el pasado, miércoles 9 de febrero. La reacción de José Luis fue una segunda huelga de hambre desde el 20 de enero que finalizó ante ayer, tras 18 días de ayuno, por recomendación médica.

¿Qué os parece la historia? ¿De qué lado os ponéis? ¿Qué sentirías si os pasará algo así? Me gustaría remitiros al blog del protagonista de esta triste historia. Su blog, se llama nada más y nada menos que Mercabanca. También me gustaría adjuntaros otros medios donde dan información más detallada de este caso. Algunos de ellos son: Terra.es, Periodismo humano o Librodenotas.com

Se me ocurre otra idea, ¿Por qué no se hacen eco de esta noticia otros medios? Quizás no les interese ir en contra del todopoderoso Emilio Botín… Deberíamos de planteárnoslo todo, pues luego algunos se atreven a hablar de la libertad de expresión en España poniéndonos como ejemplo. ¿Qué país puede a día de hoy ser ejemplo?

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: