Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Objetividad

¿Fracasados?

Publicado en

Ayer acudí a la manifestación organizada con motivo de la Huelga General del 14 de Noviembre. No había vivido en Oviedo una manifestación igual en toda mi vida, la anterior, la del 29 de Marzo me cogió estudiando en Málaga por lo que no estuve presente por tierras asturianas. Los sindicatos cifran en 100.000 los asistentes a la manifestación de la capital carbayona, quizás haciendo un redondeo hacia arriba. Pero lo que está claro, es que en Oviedo se respiraba indignación mezclado con esperanza, esperanza por la llegada de un cambio.

En este capítulo, no voy a entrar a valorar si hay o no hay que hacer huelga, eso ahora mismo, que lo juzgue el lector. Pero sí que desde mi visión crítica de los hechos me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre una portada de un “medio de comunicación”. Con el título del post ya muchos lectores sabrán al “medio” al que me refiero: La Razón.

Este diario nacional español publicaba hoy una portada que ha sembrado la controversia en la red, conviritiéndose en Trendic Topic en Twitter y siendo un punto muy comentado en distintas tertulias.

Como se ve en la imagen, en la portada se aprecia en primera fila a los líderes sindicales portando una pancarta en la manifestación de ayer, pancarta que firma: sin futuro. Y encima de la misma se puede leer la palabra FRACASADOS.

Twitter comenzó a arder ayer por la noche cuando esta portada vio la luz. La respuesta de La Razón en Twitter ha sido la siguiente:

Aclaración: La portada de La Razón no critica a los ciudadanos que ayer secundaron el #14N y se manifestaron libre y pacíficamente. 1/2

La Razón llama fracasados a los líderes sindicales y políticos que fracasaron porque la mayoría de los ciudadanos les dio la espalada. 2/2

La pregunta es ¿Puede un periódico permitirse llevar a cabo portadas de este tipo? Está claro que no es la primera, ni será la última…
Por ello me pregunto, ¿Es La Razón un medio de comunicación? ¿Es propaganda? ¿Publicidad? ¿Opinión?

Lo que parece claro es que si el objetivo de este diario es informar, podemos afirmar rotundamente que han FRACASADO

http://www.prnoticias.com/index.php/prensa/209/20113649

http://www.ojdinteractiva.es/la-razon-evolucion-audiencia/totales/anual/174/trafico-global/

 

Todo cambia

Publicado en

Sé que estoy muy pesada con el tema, que más de uno pensará que no sé escribir sobre nada más. Mi blog seguro aburre a los desesperanzados, habrá muchos que hayan decidido no volver a pasarse por aquí, y otros seguro optarán por hacerme un unfollow twittero en toda regla. Quizás lo merezca, pues el objetivo del blog ha cambiado desde el primer momento en que empecé a escribirlo.

Desde luego, este blog no es un prisma, y aunque intento  permanecer alejada, y relegada a un segundo plano me doy cuenta de la dificultad que este hecho entraña. Me es inevitable implicarme de lleno en cada historia, en cada momento, en cada pincelada… Es imposible para mi ser un mero altavoz, una herramienta que solo difunde la información. Este blog, me esta sirviendo para encontrarme a mi misma, y para aprender de mis errores para que en un futuro, si consigo llegar a ser periodista (con todas las letras) pueda evitar caer en estas trampas.

Sin dar más vueltas, os adjunto este video, que me parece merece mucho la pena. Es de Avilés, de la manifestación del pasado 5 de Junio, cuando el pueblo tomó el Óscar Niemeyer.

Para mi, fue sin duda uno de los momentos más emocionantes, no solo del acto, sino del movimiento.

http://www.youtube.com/watch?v=WNN0UrNQpJ4

¡Va por Valencia!

“El periodista debe buscar la verdad de los hechos incluso cuando esa verdad choque con la suya propia.” Diego Carcedo

Publicado en

José Manuel Diego Carcedo nació en 1940 en Cangas de Onís. Tras finalizar sus estudios de Historia y de Periodismo comenzó a trabajar en el diarió ovetense La Nueva España. En 1974 entra a trabajar en Televisión Española. En 1978 fue nombrado corresponsal de TVE en Lisboa, cargo que ocupa hasta 1984, en que es trasladado a Nueva York. En 1989 fue nombrado director de los Servicios Informativos de TVE y en 1991 director de Radio Nacional de España. Desde 1996, en que cesa de su cargo, fue miembro del consejo de administración de RTVE. En 2006 fue elegido como Presidente de la Asociación de Periodistas Europeos.

P.

“¿Tu verdad? No, la verdad y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela” ¿Cree usted que Machado muestra un principio básico del periodismo con esta frase?

R.

Creo que sí. Sólo un talento de la categoría de Antonio Machado podría expresarlo con tanto acierto. El periodista debe buscar la verdad de los hechos incluso cuando esa verdad choque con la suya propia.

Diego Carcedo - Foto Jonathan González

P.

¿Es posible encontrar la verdad trabajando para una empresa, un grupo mediático que aglutina diferentes medios de comunicación?

R.

Por supuesto. Nunca es fácil, desde luego. Y las exigencias empresariales a veces lo dificultan. La falta de tiempo para investigar suele ser una dificultad importante. Otras veces son las condicionantes de la línea editorial o lo intereses del medio que no siempre son puramente periodísticos.

P.

¿Cuál es el camino que tiene que seguir un periodista para ser fiel a la verdad?

R.

Investigar los hechos y contrastar los datos. En el periodismo sajón se requieren tres fuentes para poder ofrecer el relato de los hechos con garantías de veracidad. Aquí no somos tan exigentes pero en mi opinión contar con el aval de dos fuentes me parece imprescindible.

P.

En la conferencia del pasado jueves, usted comentaba la dificultad que suponía, antes de Internet, el hecho de hacer llegar una noticia a la redacción. Hoy, gracias a la aparición de los nuevos medios, todo esto es más rápido y sencillo. ¿Tiene ahora el periodista más tiempo para dedicarse a buscar la verdad?

R.

Indudablemente. Todo el tiempo que antes requería enviar las informaciones ahora se puede emplear en investigar más a fondo los hechos. Ahora existen más facilidades pero eso no implica que el trabajo del periodista sea más fácil. Ahora se exige más y no sólo en rapidez. Vamos, que no hay disculpas.

Diego Carcedo - Jonathan González

P.

La red abre un abanico inmenso de posibilidades. ¿Están los periodistas aprovechándolas al máximo?

R.

Opino que todavía no, pero es cuestión de tiempo. La red está aún por explorar plenamente. Es el futuro, pero el futuro requiere implicación y tiempo. Hay que intentar que ese plazo de tiempo sea lo más breve posible.

 

P.

El viernes en Castilla y León televisión se declaró a favor de la difusión de la información que posee Wikileaks. ¿Qué efectos cree que este fenómeno traerá al periodismo del futuro?

R.

Desde luego, estoy a favor aunque comprendo que tendrá efectos graves para las relaciones internacionales, para la diplomacia y para la actividad política en algunos países. Para el periodismo no tanto. El hecho de que hayan revelado unos secretos no tiene por qué perjudicar a la actividad periodística. Hay que seguir trabajando en la búsqueda de la verdad de lo que ocurre en nuestro entorno. Las revelaciones de Wikileaks no son noticias probadas; son los informes de las embajadas de los Estados Unidos que no tienen por qué ser ciertos. Los diplomáticos y sus informadores también se equivocan. Hay un trabajo peridístico que no se está realizando y es comprobar si algunos de esos hechos que aparecen en los cables de las embajadas son verdaderos.  En realidad, la inmensa mayor parte del contenido de esos cables ya habían sido difundido porlos medios de comunicación. Wikileaks lo que hace es revelar ese tráfico diplomático sin entrar en otras consideraciones. Claro que, como se está demostrando, a veces los diplomáticos tienen mejor acceso a hechos u opiniones que los periodistas.

P.

Respondiendo a una pregunta de un compañero durante la charla del jueves afirmó que en alguna ocasión había sido censurado. ¿Alguna vez usted ha tenido acceso a una información y ha decidido no publicarla? En otras palabras ¿Se ha autocensurado en alguna ocasión?

R.

Si, en alguna ocasión. Creo que todos los periodistas nos autocensuramos algunas veces. Las razones pueden ser variadas. Generalmente ocurre cuando no se tienen posibilidades plenas de demostrar la veracidad de una información. No hay que olvidar que las leyes están ahí y en caso de conflicto, hay que estar preparado para responder ante un juez. Por eso a veces hay que tragarse una información cuando aún no la tenemos contrastada al cien por cien.

Diego Carcedo - Jonathan González

P.

Si tuviera que elegir entre todos los momentos que ha vivido como periodista. ¿Con cuál se quedaría?

R.

Pues, no lo sé. Como experiencia dura pero excepcional, quizás con los últimos días de la guerra de Vietnám. Pero no es la única. También las primeras elecciones democráticas en España que transmití con otros compañeros para TVE o la dramática ansia de la tarde y noche del 23 F, vivida desde Lisboa.

 

P.

La mayoría de los asistentes que el jueves tuvimos la oportunidad de escucharle somos jóvenes con sueños de grandeza. Sueños como el de trabajar de periodistas y sentirnos realizados con nuestro trabajo. Día a día escuchamos que estamos en una “carrera de futuros parados”. ¿Cómo se lucha contra eso?

R.

No creo que haya que asumir esa definición que estoy seguro cambiará en los próximos tiempos. La realidad es que hay más periodistas que puestos de trabajo y eso impone esfuerzos suplementarios. Primero, formándose bien y luego empleándose a fondo en el trabajo que nos toque o que consigamos.  Mi consejo es que no hay que desilusionarse y que con buena voluntad se puede salir adelante aunque no es un secreto para nadie que los tiempos son malos para muchas profesiones, y la periodística entre ellas.

P.

Por último, ¿Qué consejo le daría a un “aspirante a periodista”?

R.

Según estás las cosas que se lo piense, que evalúe su vocación y su voluntad de asumir los sacrificios que una profesión así requiere. Hay muchas profesiones interesantes también y, lo que no se recomienda, es fijarse en los aspectos digamos relumbrantes de la actividad periodística. Es un trabajo que no siempre proporciona popularidad, que no facilita viajes de recreo y que requiere seriedad, esfuerzo a veces sin límite y sacrificios que en otras actividades no resultan tan necesarios. Por lo tanto, si se asumen estas ideas, adelante.

 

 

Cuando una cámara se convierte en un cañón

Publicado en

“El periodista ante situaciones de conflicto”  Conferencia de Diego Carcedo

Diego Carcedo
Diego Carcedo – Fuente Rtve

Esta mañana pudimos disfrutar en la Uva de Diego Carcedo. Uno de los periodistas más importantes del panorama español. Una conferencia en la que primó la verdad por encima de los conflictos y en la que se abordaron diferentes aspectos que afectan a la profesión en la actualidad.

            La profesora Nereida nos presentó la cara más cercana de Carcedo. “Diego Carcedo es un profesional incansable. Es un hombre muy bien informado, le gusta dormir con la radio, desayunar con los periódicos, consultar la última hora en internet y devorar los informativos a ritmo de zapping.” Dijo además, que si la dejarán le gustaría añadir en su currículo que es “amiga de uno de los mejores periodistas de todos los tiempos”.

“El Problema era hacer llegar la información a la redacción”

Tras esta gran presentación aplaudida por los entusiastas alumnos de la Uva, intervino el esperado Presidente de la Asociación de Periodistas Europeos. Carcedo comenzó su exposición hablando de las nuevas tecnologías y de cómo estas influyen en los medios de comunicación. Para ello Diego Carcedo retrocedió al pasado, a sus años como enviado especial, cuando las principales dificultades para transmitir la información las ponía la distancia: “En la etapa que viví como enviado especial uno de los grandes problemas con los que me enfrentaba, no era solo buscar la información y profundizar en los hechos, escribiéndolo y contándolo, no, muchas veces el problema era como hacer llegar esas informaciones a la redacción en Madrid. En muchas ocasiones, informaciones importantes se quedaron por el camino. Si no conseguimos hacer llegar esa información a tiempo, todo el esfuerzo que hayamos podido tener resultan inútiles. La historia del periodismo recoge muchos de estos esfuerzos.”

“El periodismo consiste en contar la verdad de los hechos con el mayor rigor y con la mayor rapidez ajustándonos siempre a la verdad”

Los temas interesantes de los que habló este genio del periodismo son casi inabarcables y darían para entradas y entradas de discusión. Por ello, me gustaría centrarme en los que a mi me parecieron más relevatenes. El primero de ellos es la verdad. Tema que abordó Carcedo en profundidad y que está muy relacionado con el fin de este blog. “El periodismo consiste en contar la verdad de los hechos con el mayor rigor y con la mayor rapidez ajustándonos siempre a la verdad” afirmaba rotundamente el periodista. Pero ya hemos hablado de la dificultad de encontrar la verdad, ¿Es posible en el periodismo? ¿Se puede ser realmente objetivo? ¿Qué camino tiene que seguir un periodista que trabaja para un grupo mediático en busca de la verdad? Sin duda, es un arduo camino que todo periodista se tiene que plantear antes de emprender.

“El gran dama de las guerras es para los ciudadanos de a pie que están sufriendo los bombardeos y todas las inclemencias del conflicto”

Además, nos contó historias relacionadas con los conflictos que tuvo que sortear, historias de esas que se quedan grabadas en la retina del que las vive y en los oídos de los que las escuchan. No podemos olvidar que el verdadero motivo de esta conferencia era este, hablar de la figura del periodista ante situaciones de conflicto. “Los periodistas al final somos unos profesionales que vamos a contar lo que está pasando. El gran dama de las guerras es para los ciudadanos de a pie que están sufriendo los bombardeos y todas las inclemencias del conflicto” sentenciaba Diego Carcedo.

Destacó la importancia que tuvieron los medios de comunicación en la guerra de Vietnam donde la libertad de los medios para moverse hizo crear una conciencia negativa con la guerra que acabó por neutralizar a esta. Tuvo palabras también para recordar a los periodistas muertos en conflictos bélicos, pero no solo a ellos. También destacó que este año que termina ha habido cerca de 100 periodistas muertos, alguno en Afganistán, pero la mayoría no han sido en situaciones bélicas. Han sido periodistas asesinados por asumir informaciones delicadas, informaciones que provocan las represalias de los afectados.

Con un “gracias y buena suerte” se despidió de nosotros. De La Letra Pequeña por poco tiempo, ya que ha aceptado a concedernos una entrevista. Ansiosa espero la oportunidad de volver a escuchar sus sabias palabras.

A continuación, os adjunto una entrevista realizada ayer en Noticias Medianoche en Castilla y León Televisión.

A %d blogueros les gusta esto: